JAMILE DO CARMO
ESPAÑOL
TEXTOS
 
TEXTO

                                 La Sacerdotisa de los Montes Galpos
...y cuando la perguntarón de que pan si alimentavan las fieras, contestó enseñando su daga sucia de  sangre, el símbolo de la bestialidad y de la crueldad de los humanos. La tiró después al fuego como una demostración de desdén, mientras los ojos de sus verdugos contemplaban iracundos ese gesto insubordinado.
Ordenarón, entonces, que las bestias la atacaran, pero la mujer no se dejó intimidar por las fieras, continuando allí de pie y, inesperadamente, abrió los brazos como que se ofreciera su carne para ser deborada por los dientes atroces. En seguida volvió sus ojos y miró directamente en los ojos de las bestias, sin que en cualquier momento se pudiera decir que las tenia miedo. Así que la primera la atacó para probar de su sangre, cayó para la tierra retorciendose de dolor, lo que provocó un espanto general. Delante de esta escena, las otras retrocedian y escapaban bajo las pestes echadas y se dispersaban con el resto de la legión. No deberia ser ese el pan del que si alimentarían.
Aún herida, la mujer si levantó dirigiendose hasta la fiera caída y la tomó en sus brazos. No era mas que un pobre perro sarniento que, asustado, se precipitó por el bosque buscando encontrar su camino...

                                                                                                                  Jamile do Carmo