CÉLIA SARDINHA
ESPAÑOL
BIOGRAFIA
 
BIOGRAFIA

Célia Sardinha nació en el barrio de Villa Matilde, en la ciudad de San Pablo (São Paulo, Brasil), en el mismo Estado, una fría madrugada del invierno de 1963. Desde muy pequeña, cuando apenas si podía pronunciar la palabra ‘profesora’, la niña Celita ya expresaba su deseo de seguir esa profesión. Ese sueño se volvería realidad a sus diecisiete años, cuando concluyó el curso magisterial. Hoy – con Maestría en Educación, posgraduada en Derecho Educativo, graduada en Historia y Pedagogía – Célia se enorgullece de los treinta y cinco años que lleva dedicados a la educación pública en el municipio de San José de los Campos, en el Estado de San Pablo (São Paulo, Brasil). La diaria convivencia con centenares de niños pequeños hizo que la maestra de Preescolar se enriqueciera con todas las experiencias vividas, tornándose escritora y narradora de cuentos. Célia escribe principalmente para el público infantil, siendo un ejemplo “Chupeta Xereta” (título original en lengua portuguesa), cuento que fue publicado en el 2011. La autora se propone traducir e interpretar, en sus cuentos, al pensamiento infantil tornándose, así, portavoz de los niños en los cuentos que redacta. Es por ello que su producción literaria parte en muchas ocasiones de la realidad del niño, sin jamás dejar de lado ni a la belleza de la fantasía ni el poder de lo imaginario. Además de ser escritora, Célia lleva a cabo seminarios y talleres sobre el arte de narrar cuentos, siendo ampliamente reconocida por su profesionalismo en dicha área. Presenta cuentos de autoría propia, destinados a sensibilizar a educadores y padres de familia en eventos y encuentros pedagógicos. Actualmente retirada de la vida profesional, Célia sigue la vida en busca de nuevos sueños. Tiene la intención de desarrollar un proyecto social de inclusión y acceso a la literatura, el cual pueda llevar fascinación a los niños de Preescolar en escuelas rurales y comunidades en el campo. Así mismo, últimamente Célia Sardinha invierte gran parte de su tiempo a la arquitectura de dicho ideal. ¡Ese proyecto, anidado en el corazón, justifica ese brillo en la mirada de la escritora!